Vital Way

Salud y Bienestar


Deja un comentario

Un órgano de más “flora intestinal”

Si quiere mantener su salud, debe cuidar su intestino, es allí donde está el director de la orquesta de su organismo.

El intestino es la morada de la inmunidad, sus defensas dependen de él.

¿Sabía que el 80% de sus defensas están en su intestino? Una flora bacteriana equilibrada junto con calidad de la mucosa, aseguran la repuesta correcta de sus emociones.

¿Sabía que el 95% de la serotonina la produce el intestino? Solamente el 5% es producida en el cerebro.

Las raíces del árbol de la salud son: el intestino y su flora intestinal (Microbiota). Estas actúan previniendo enfermedades, y reaccionando ante los factores del medio ambiente (estrés, dietas, etc.) equilibrando el sistema gastrointestinal, sistema nervioso central, el sistema endocrino, y el más importante, el sistema inmunitario.

La Microbiota intestinal del colon constituye un ecosistema donde más de 500 especies de bacterias distintas participan de ciclos vitales interrelacionados o incluso interdependientes en un ámbito de gran biodiversidad, comprable a los grandes hábitats naturales de la superficie terrestre, como bosques, lagos, etc. Las bacterias de la flora intestinal están perfectamente adaptadas a su medio natural, que es el Ser Humano, porque están asociados a la vida del Hombre desde hace milenios.

Sin Bacterias NO HAY VIDA

La Microbiota del colon aporta al individuo un gran número de Genes diversos y activos, que codifican Proteínas y Enzimas muy variadas. Dando lugar a actividades metabólicas que se desarrollan continuamente en el colon. Se trata de recursos bioquímicos que no están presentes en el genoma humano y por lo tanto, sus funciones no se producirían en ausencia de la ida bacteriana en el colon.

La Flora Intestinal Funciona como un órgano más

De acuerdo a lo anterior, la flora bacteriana del colon actúa como un órgano de intensa actividad metabólica por la acción de las enzimas bacterianas sobre sustratos presentes en la luz intestinal.

Equilibrio

La flora bacteriana está compuesta de bacterias eubióticas (bacterias buenas) y bacterias patógenas (bacterias malas) y se mantiene sana cuando hay más bacterias buenas (95%) que patógenas (5%).

Más Vida dentro de Ti

¿Qué es un ProBiótico?

El termino ProBiótico fue usado por primera vez en el año de 1965 por Lilly y Stillwell, para describir a aquellas substancias secretadas por un microorganismo que estimulan el crecimiento de otras, en contraposición al termino Antibiótico. Para que un micoorganismo pueda realizar esta función de protección tiene que cumplir los postulados de Huchetson: ser habitante normal del intestino, tener un tiempo corto de reproducción, ser capaz de producir compuestos antimicrobianos y ser estable durante el proceso de producción, comercialización y distribución, para que pueda llegar vivo al intestino.

Los microorganismos Probióticos utilizados en los alimentos deberán ser capaces no solo de sobrevivir al paso por el aparato digestivo, sino también de proliferar en el intestino. Esto significa que deberán ser resistentes a los jugos gástricos y poder crecer en presencia de bilis en las condiciones existentes en los intestinos. O ser consumidos en un alimento que actuando como vehículo, les permita sobrevivir al paso por el estómago y la exposición a la bilis.

Este concepto tan divulgado, debe ir acompañado de este otro, (el cual la gran mayoría lamentablemente desconoce), la aplastante evidencia científica que apoya la importancia de bacterias beneficiosas para el cuidado de la salud y longevidad. Si bien los limpiadores (fibras) del intestino eliminan toxinas y ayudan a mejorar el tiempo del tránsito, además despojan las bacterias de la pared intestinal alterando desfavorablemente el equilibrio de los 100 billones de bacterias que son residentes en dicha pared, por lo que es recomendable repoblar las bacterias benéficas.

En los ancianos las bacterias benéficas disminuyen, sobre todo las Bífido bacterias, aumentan los bacteroides y los clostridium se mantienen (Bacterias patógenas).

El hecho es que cambian las proporciones, lo que estaría relacionado con la falla en la inmunidad que se observa en la edad avanzada. La Microflora puede verse afectada negativamente por factores como el consumo de alimentos muy refinados, los tratamientos de Antibióticos y el estrés entre otros.

 

10 razones para tomar Probióticos:

  1. Refuerzan el sistema inmunitario
  2. Favorecen la salud mental
  3. Regulan el tránsito intestinal
  4. Función de barrera contra la entrada de patógenos
  5. Producen energía vital
  6. Ayudan al organismo a eliminar sustancias toxicas
  7. Mejoran la absorción de nutrientes
  8. Producen vitaminas, minerales, aminoácidos y ácidos grasos
  9. Ayudan a controlar la obesidad y el sobrepeso
  10. Favorecen la salud cardiovascular
Anuncios